Seguimos el modelo descrito en Hechos 2:42

Nos enfocamos principalmente en la enseñanza de la Biblia de forma sistemática:
verso a verso, capítulo por capítulo.


Creemos que la Palabra de Dios

Es la única fuente de revelación divina por medio de la cual nos relacionamos con El y El con nosotros; y de la misma manera conocemos de sus planes y propósitos para cada uno. Nuestro objetivo es plasmarla en el corazón de cada persona, desde niños hasta los mayores, pues nunca es muy temprano para aprender ni demasiado tarde para corregir.

De la misma forma, hacemos un fuerte énfasis en la comunión unos con otros. Creemos que las personas dentro de nuestra comunidad no son un número más, sino que forman parte de una familia con una fe en común, unidos por un mismo Espíritu e hijos de un mismo Padre.

Por ser un organismo vivo, tenemos total dependencia de Dios a través de la oración. Cada día, ya sea de forma individual o colectiva, la comunión con Dios juega un papel trascendente en el desarrollo de la Iglesia.

Así mismo, en la continua celebración de la cena del Señor, anunciamos su muerte que brinda perdón a todo aquel que deposita su confianza en El; y por esta causa creemos en la necesidad de proclamar el evangelio de salvación a toda persona y por todos los medios puestos a nuestro alcance.

Queremos invitarte a formar parte de esta comunidad, entrelazada por un vínculo de amor que nuestro Padre ha sembrado. Ven e intégrate a la familia semilloza.

¡Bienvenido!

Juvenal Martínez